Real Sitio de La Granja: puro siglo XVIII

Me interesa

CATEGORÍA | Alrededores de Madrid | Palacios y conventos |

EXPERIENCIA | + que Madrid |

SI TE INTERESA | Arquitectura | Arte hasta 1900 | Historia | Jardines |

 

Cuando Felipe V comenzó en 1721 la construcción del Real Sitio de La Granja de San Ildefonso, tuvo sin duda en mente el Versalles donde nació, pero el modelo influyó más en los jardines que en el palacio. Asentado en la ladera de una montaña en la vertiente segoviana de la Sierra del Guadarrama, todo en el Real Sitio estaba pensado para proporcionar agua abundante a las fuentes monumentales, y desniveles que permitieran cascadas artificiales. Jardineros y escultores franceses crearon parterres y fuentes. El palacio, en cambio, se inició español con Ardemans y se terminó italiano con Procaccini, Subissati y Juvarra. Sus interiores fueron igualmente decorados por un equipo casi íntegramente italiano: frescos, estucos y pavimentos de mármol aún revelan un gusto tardo-barroco.

Además de por su arquitectura y sus jardines, La Granja puede ser considerado un museo de esculturas, porque salones y fuentes se concibieron para exponer algunas de las mejores piezas de la colección de Felipe V y de Isabel de Farnesio.

Carlos III aportó otra singularidad típica del siglo XVIII a La Granja de San Ildefonso: la ordenación urbanística de la Villa, con nuevos edificios que vinieron a racionalizar la trama surgida en torno al Palacio y a la Real Fábrica de Vidrio.

Todos estos atractivos justifican la visita al más coherente de los Reales Sitios: el más genuinamente dieciochesco de todos ellos.

Si deseas realizar esta visita guiada con Madrid Original (recomendamos una visita de tres horas), rellena el formulario y nos pondremos en contacto contigo.

Me interesa "Real Sitio de La Granja: puro siglo XVIII"

Privacidad

7 + 8 =

Share This